Mantenimiento

Mantenimiento

Los Sack no requieren de mucho mantenimiento, aunque periódicamente y, en el caso de que se generen algunos restos de calcio, te aconsejamos pasarle un cepillo sobre el fieltro.

Al igual que en el cuidado de cualquier planta, con los Sack siempre debes asegurarte de que estén con las mejores condiciones:

  • Que estén ubicadas en un espacio donde tengan buena dosis diaria de sol y agua (Mirá nuestras recomendaciones sobre que plantas elegir de acuerdo a las distintas condiciones)
  • Limpiá regularmente cada Sack de restos de hojas y flores con el fin de mantener las plantas sanas y lindas
  • Usá tijeras para podar y arreglar tus plantas
  • Usá un poco de fertilizante adicional, especialmente si estás cultivando hierbas o verduras en tus Sack

¡Divertite, jugá y experimentá!